Adicciones

Alcoholismo

Si no has leído la primera parte de nuestro blog referente al tema Alcoholismo te recomendamos que lo hagas, ya que esta es la segunda parte.

Para el Centro de rehabilitación Monte Avvir A.C. una persona que sufre de una intoxicación por alcohol, el rostro puede experimentar cambios como por ejemplo su cara se ve mucho más relajada de lo normal y sus músculos sufren de movimiento excesivo a lo que comúnmente llamamos espasmos.

Otro de los signos comunes en un alcohólico crónico es sufrir hiperemia conjuntival, se sufre en los ojos, esto pasa cuando los ojos tienen un aumento del flujo de la sangre, esto hace que los ojos se le pongan rojos, se debe a que existe mucha más irrigación en la sangre en este órgano acompañado por la dilatación de los vasos sanguíneos los cuales podrían a llegar a romperse ocasionando este color rojo en los ojos.

Para el Centro de rehabilitación Monte Avvir A.C. una persona intoxicada en alcohol también sufre temblores musculares o espasmos musculares, es decir les dan escalofríos, el temblor es un tipo de movimiento agitado que generalmente con mayor número de casos suceden en los brazos y en las manos, esto pasa durante la ingesta de alcohol y como síndrome de abstinencia cuando a una persona se le es quitada esta sustancia psicoactiva. Los temblores generalmente son movimientos rápidos y de corta duración, esto sucede cuando la persona quiere alcanzar algo, saludar a alguien o al tener un bolígrafo en las manos y querer escribir.

Estos temblores pueden ser la causa de que la persona alcoholizada opte por no hacer las actividades diarias que necesita hacer, o volver a tomar una copa de alcohol pensando que así se le quitaran.

Otro signo más del alcohólico es la equimosis, la cual se presenta como una lesión por debajo de la piel donde se presentan moretones o hematomas, que son depósitos de sangre alojados debajo de esta, no solamente puede pasar en la piel si no también en las membranas de las mucosas.

La equimosis pasa cuando los vasos sanguíneos que van en la piel se rompen, la sangre escapa por los tejidos de la piel ocasionando así el color del moretón.

También los alcohólicos pudieran presentar neuropatía periférica que es cuando los nervios que llevan la información del cuerpo para el cerebro y la información que proviene de él dejan de funcionar adecuadamente, a veces no solamente afecta a los nervios del cerebro si no a los otros nervios de todo el cuerpo.

Para el Centro de rehabilitación Monte Avvir A.C. la persona que sufre neuropatía periférica comúnmente puede perder sensibilidad en sus extremidades que son los brazos y las piernas, es por eso que una persona alcoholizada si sufre un golpe o un pinchazo no lo notan o les duele menos, también suele suceder que estos no se dan cuenta cuando algo está muy frio o algo está muy caliente, el cuerpo para este momento está totalmente entumecido y tiende a sufrir en la localización geográfica del mismo por lo que se le hace difícil moverse y se siente confundido respecto a los lugares en que se encuentra.

El alcoholismo tiene dos fases que son la que se le conoce como consumo de riesgo y la adicción al alcohol. En el primero el consumo continuo y repetitivo del alcohol alivia y disminuye la ansiedad, también es el trastorno psiquiátrico con mayor relevancia y prevalencia a lo largo de la vida, de cuatro hombres alcohólicos se dice que existe una mujer alcohólica, las mujeres generalmente piden menos ayuda que los hombres y cuando ellas piden la ayuda lo hacen a través de medicamentos. Se entumecen sus problemas emocionales y sentimientos que la paciente enferma no es capaz de procesar, esto pasa cuando no quiere enfrentarse a ellos, prefiriendo la bebida para entumecer sus emociones.

Los aspectos sociales del individuo en esta fase dejan de importarle, le importa poco lo que suceda con la sociedad a la que está expuesto y sobre todo con la familia. También comienzan a tener problemas legales como encuentros con la policía y arrestos, que a veces no van más allá de pasar algunas horas en la cárcel o ser detenidos por manejar en estado de alcoholemia. Este se ve expuesto en situaciones de riesgo, muchas veces el paciente alcohólico no se encuentra solo cuando es expuesto ante estas situaciones, llevándose de paso a los amigos, a los familiares, entre ellos hijos y esposa.

Existen dependencias que definen a un bebedor problema cuando ésta toma más de cuatro tragos al día o catorce tragos a la semana en caso de los hombres y tres tragos al día o siete tragos a la semana para el caso de las mujeres.

Para el Centro de rehabilitación Monte Avvir A.C. los problemas más graves que arroja el alcoholismo en la familia son los homicidios familiares y los suicidios, estos generalmente se ven ejecutados mientras una persona esta intoxicada, también es muy común ver el factor alcohólico en las personas que se dedican a delinquir, muchos de ellos se atreven a robar y hasta a violar, mediante el uso de esta substancia.



En Monte Avvir AC nos dedicamos a tratar esta enfermedad de una manera digna y respetable tanto para la familia como para el paciente, no dudes en llamarnos para preguntar información de cualquier tipo, nos protegemos ante la ley y un paciente no necesita estar de acuerdo para que sea internado en nuestro centro, solamente necesitamos la responsabilidad familiar para trabajar en equipo con ella.